La historia de Montevideo

Montevideo comenzó su proceso de fundación en 1723. El Gobernador del Río de la Plata, Bruno Mauricio de Zabala, fue enviado por la corona española para fundar esta ciudad portuaria y expulsar a los portugueses, que habían construido el Fuerte de Montevideu sobre la Bahía.

Así, las primeras familias que poblaron “San Felipe y Santiago de Montevideo” fueron de origen español, provenientes del gran centro colonial rioplatense: Buenos Aires. Por su condición como el principal puerto del Río de la Plata, Montevideo tuvo no pocas pugnas con la ciudad vecina, capital del Virreinato.

Imagen de Montevideo antigua

Pedro Millán trazó el primer plano y padrón de la ciudad en 1726, año en que comenzaron a arribar los colonos de las Islas Canarias. La antigua Ciudadela de Montevideo (edificada a lo largo de unos cuarenta años) presentaba las características típicas de las ciudades coloniales de la época: una Plaza de Armas en el centro (actual Plaza Matriz) rodeada por la Iglesia (actual Catedral) y el edificio de gobierno (Cabildo). La pequeña ciudad estaba enmarcada por gruesas murallas de las que hoy solo queda el portal de entrada, la simbólica Puerta de la Ciudadela.

En 1807 se produjeron las Invasiones Inglesas, enfrentadas y vencidas por los orientales. Este hecho dio a Montevideo el estatus de “Muy Fiel y Reconquistadora” y la convirtió en el bastión español del Río de la Plata. Montevideo se mantuvo fiel a España durante las Revoluciones de Mayo de 1810 en Buenos Aires. Durante ese periodo, la corona española se instaló en Montevideo, lo que significó un gran crecimiento para la ciudad.

El departamento de Montevideo se estableció en 1816, la primera división administrativa de la Banda Oriental. Al declararse el nuevo Estado independiente en 1828, Montevideo fue establecida como capital, y a partir de la Jura de la Constitución de 1830 empezó a proyectarse la “Nueva Ciudad” por fuera de los límites de la Ciudadela. No obstante, la actual Ciudad Vieja fue durante muchas décadas el centro económico y cultural de Montevideo.

Plao antiguo de Montevideo - 1843

Las grandes oleadas migratorias desde Europa (principalmente españoles pero también italianos, alemanes, franceses, húngaros, judíos e ingleses) dieron al Montevideo de 1900 un aire cosmopolita. La herencia de los esclavos africanos traídos durante la época colonial aportó al carácter multicultural de la ciudad, que se percibe hasta hoy.

A lo largo del siglo XX Montevideo se expandió sobre la Bahía hacia el este, y también hacia el norte, con numerosos centros de población alejados del centro. La emblemática Rambla montevideana, principal postal de la ciudad, fue construida en 1910. Otros monumentos significativos datan de los años 20 y 30, como el Palacio Legislativo y el Estadio Centenario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>